Autocultivo de setas de cardo coreano en casa

Kit de autocultivo

Ahora puedes cultivar tus propias setas de cardo coreano en casa, podrás verlas crecer día a día desde su estado de primordios hasta la seta lista para cosechar y cocinar. Es además un método de cultivo muy didáctico para los más peques de la casa. Al ser un cultivo fácil y rápido pueden ver los avances día tras día del desarrollo del hongo.

En nuestra tienda online puedes adquirir tu kit de cultivo de alpaca de cardo, lo recibirás en casa y podrás empezar a cultivar. Tu alpaca viene ya germinada sobre sustrato ecológico, inundada de micelio, y por tanto está lista para abrir y empezar a trabajar. Esta alpaca te dará una producción media entre 900 y 1100 gramos si las condiciones son idóneas. Ten en cuenta que es una variedad invernal que puede crecer entre 10 y 20 grados, por lo que su cultivo es recomendable sólo en invierno y en los meses más fríos del otoño y la primavera.

 

Instrucciones para cultivar setas de cardo coreano en casa

  1. Coloca las bolsas en un lugar fresco de tu casa con algo de luz, evitando el sol directo y las corrientes de aire. Las condiciones óptimas de cultivo son 15-17 ºC, sin embargo la seta de cardo puede crecer entre 10 y 20 ºC. Con la temperatura y humedad adecuadas podrás obtener alrededor de 1 kg de setas repartido en 1 o 2 floradas.
  2. Abrir la caja, estirar la bolsa y dejar así durante 2-3 días.
  3. Recortar la parte delantera y los laterales de la bolsa a una altura de 2-3 cm sobre la superficie del sustrato para que quede a modo de bisagra y sirva de invernadero para mantener la humedad. Dejar una pequeña apertura para que se renueve el aire.
  4. Cubrir la parte superior del sustrato con la turba dejando un máximo de 2 cm de grosor. Regar la turba hasta que quede muy húmeda evitando encharcar el saco. Para obtener la máxima producción la turba debe mantenerse húmeda para que el micelio no se seque.
  5. Pulverizar  1-2 veces al día para mantener húmeda la turba. Evitar encharcamiento.
  6. Pasados 10-14 días se habrán formado los primeros primordios.
  7. Cuando las setas empiecen a asomar por la turba, cortar la bolsa por completo.
  8. Primera florada: Recolectar las setas cuando tengan el tamaño adecuado. Para ello corta cada seta por el pie a ras del sustrato con un cuchillo. Intenta dañar la superficie del sustrato lo menos posible. No dejar restos del pie en la alpaca.
  9. Realiza un nuevo cultivo repitiendo los pasos anteriores. Tu alpaca puede dar entre 1-2 floradas, siendo la primera la más abundante.

El sustrato agotado es aún rico en nutrientes y funciona como un excelente abono para nuestras plantas. Puedes utilizarlo como abono y practicar así la economía circular.

Dejamos por aquí unas fotos del cultivo para dar a conocer el proceso del crecimiento de esta impresionante seta.

Comparte este contenido si te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *